HERMANDAD DE LA VERA-CRUZ


Hermandad - Sede Canónica

Capilla de San Roque

 

Capilla de San Roque

a) Historia de la Capilla.

La ermita de San Roque fue construida en el siglo XVII, época en la que la ermita u oratorio rural tenían la misión de llevar a los campesinos la Palabra de Dios. La ermita de San Roque se construyó a las afueras de nuestra Villa, en una encrucijada de caminos rurales y rodeada de campos. Al amanecer, antes de marchar a sus campos, los camperos podían escuchar la Santa Misa en la Capilla.

La denominación de “San Roque” le viene dado porque este santo es venerado en e Sur de Europa como abogado y protector contra la peste. Debido que en aquel siglo hubo tres importantes epidemias de peste en Andalucía, es posible que los roteños acudieran a la intercesión del santo para evitar tales epidemias, por tal motivo construyeron la ermita dándole el nombre del San Roque. Tanto se extendió la devoción a San Roque en Rota que muchos niños fueron bautizados con ese nombre en la segunda mitad del siglo XVIII.

Durante varios siglos presidió la capilla una imagen de San Roque muy venerada a la que acudían los roteños en épocas de hambre, enfermedad y miseria; incluso, en 1709, se hicieron rogativas y salió procesionalmente la imagen del Santo junto con la de nuestra Patrona, debido a las enfermedades y hambre provocadas por la escasez de trigo.

Poco a poco la ermita iba quedando unida al área urbana y las calles se fueron trazando hasta desembocar en la plaza que siempre el pueblo la llamó por el nombre del Santo.

A mediados del siglo XVIII, por falta de clero, los ejercicios de culto se concentraron en la Parroquia de la O, quedando nuestra ermita prácticamente cerrada al culto, descuidándose su conservación.

Unos de los momentos más trágicos que sufrió la capilla ocurrió con el incendio de la ermita el triste 17 de abril de 1936. A las diez de la noche, unos cincuenta hombres forzaron la puerta de la Capilla y sacaron a la plaza todo cuanto encontraron (imágenes, ornamentos, cuadros y enseres) realizando una hoguera con los mismos. La capilla se restaura y vuelve a abrir sus puertas en enero de 1941, volviendo a cerrarse en diciembre de 1949.

El Hermano Mayor de nuestra Hermandad, D. Santiago Grande Márquez, manifestó en 1955 su deseo de trasladar la Hermandad a dicha capilla. Un año más tarde su sucesor, Francisco Sánchez, vuelve a insistir en el tema. En el Cabildo de Hermanos de 26 de enero de 1958 se aprueba el cambio de sede y el arreglo y adecentamiento de la nueva capilla.

El 31 de agosto de 1958 se vuelven a abrir las puertas de la capilla recién restaurada. La reforma de la capilla fue total: se repararon los techos, se recubrió la bóveda de cañón de la nave central, se rebajó el suelo casi medio metro, ganando el templo en altura y belleza; se reformó la fachada, agrandándose la puerta de acceso hasta llegar al límite de piedra de la portada, las ventanas cuadradas se cambiaron a claraboyas redondas y la sustitución de la espadaña primitiva por una actual de bastante menor mérito. Las obras de albañilería estuvieron a cargo de don Paulino Madroño, las de carpintería fueron realizadas por don Manuel González, las de pintura por don Manuel Checa y la decoración a cargo de don Raúl Espinosa.

La ermita, levantada por y para los campesinos, ha vivido muchas modificaciones a través de los siglos. En ella han recibido culto muchas imágenes, entre las que podemos destacar su titular: San Roque, la Virgen del Carmen, la de San Isidro Labrador e, incluso, la Virgen de los Dolores (durante el período de restauración de la Capilla de la Caridad –del 30 de mayo de 1999 al15 de febrero de 2003).

Nuestra capilla fue durante un tiempo parroquia hasta que se construyó la Parroquia del Mar, en 1965.

b) La distribución de la Capilla.

Las dimensiones de la capilla son de 16 x 11 m., posee tres naves separadas por columnas dóricas, que sostienen arcos de medio punto.

La nave central es la de mayores proporciones (13,5 x 3,90 m.) y se cubre con una bóveda de cañón. Sobre un pequeño atrio en la entrada, se encuentra el coro. En esa misma nave, en el lado opuesto al de entrada, se encuentra el presbiterio elevado sobre tres escalones, en cuyo altar, tallado y dorado por Herrera y Feria en (1958) se veneran las imágenes del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, María Santísima de las Angustias y San Juan Evangelista. Estando iluminado por dos arañas de cinco luces, donadas por los cofrades don Santiago Grande y Felipe Benítez.

Las naves laterales son más cortas y estrellas (aprox. 11 x 2,90 m.). Están cubiertas por cuatro bóvedas de aristas que corresponden con los arcos divisorios. Cada nave posee en su cabecera un altar.

Nave izquierda:

En su cabecera se encuentra el actual altar de la Inmaculada. Anteriormente perteneció a la Virgen del Carmen e incluso en su parte superior aparece el escudo del Carmelo. En el luego se veneraba la imagen de San Roque. Actualmente lo preside una imagen de la Inmaculada.En el mismo altar encontramos dos pequeñas imágenes de 55 cms.: una de Ntra. Sra. del Carmen, donada por Ernesto Ruiz-Mateos Bernal y otra del Sagrado Corazón de Jesús, donada por don Manuel Flores Santos.

Altar de Jesús de la Paz: Anteriormente perteneciente a Jesús Cautivo y en él aparece el escudo de la Cruz Trinitaria.

Azulejo de María Auxiliadora: Bendecido por el Padre José Capote, el 19 de marzo de 1962.

En la punta opuesta al altar de la Inmaculada nos encontramos la primitiva Cruz enla que estuvo el Stmo. Cristo de la Vera-Cruz.

Nave derecha:

En su cabecera se encuentra el altar de Ntro. Padre Jesús Cautivo y Rescatado, realizado en mármol en 1999.

Altar de San Roque: En una hornacina realizada en mármol en el lateral de dicha nave.

Cuadro de la Virgen titulado “Pastora”, de 120 x 99 cms, propiedad de la Parroquia de la O. Tiene una leyenda que dice: “V.J.M.J. y F. Recuedo de la Santa Misión que dieron los Padres Capuchinos Fr. Francisco de San Sebastián y Fr. Rafael de Úbeda en la Parroquia de Ntra. Sra. de la O, de esta Ciudad, en Febrero de 1922”.

Cuadro de Ntra. Señora del Perpetua Socorro, donado por doña María Rodríguez.

A lo largo de las paredes de la capilla podemos encontrar un Vía crucis en relieve que fue donado por el cofrade don Ignacio Antonio Liaño Pino.

A la espalda del presbiterio se encuentra la sacristía y a través de una escalera de accede a la sacristía alta o sala de Juntas.

En el exterior de la Capilla, a la derecha de la puerta de entrada, destaca un azulejo de 1 x 1,50 m. con la imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, donado por el cofrade don Ignacio A. Liaño Pino, confeccionado en Sevilla por F. A. Vadillo Plata y pintado por A. Cortés. Fue bendecido el 5 de abril de 1959 por don Juan Luengo López, Director Espiritual de la Hermandad.

La Capilla fue restaurada en el año 2009, ejecutándose como primera fase la restauración de la fachadam, recuperando la espadaña primitiva.

Galería de Fotos de la Capilla de San Roque

 


INICIO

Hermandad de la Vera-Cruz
Plaza de San Roque, nº 7
Rota-(Cádiz)-C.P.11520